Lagunas. Oasis de biodiversidad

Uno de los grandes tesoros de la comarca es la abundancia de pequeños humedales, en muchas ocasiones estacionales, pero que suponen un importante refugio para especies de aves, anfibios, reptiles y mamíferos. Su importancia en el funcionamiento ecológico de la zona es fundamental aunque en la actualidad la presión agrícola y la falta de agua están afectando seriamente a su conservación. En la comarca podemos encontrar tres tipos dependiendo de su funcionamiento hidrológico y su formación.

Los lavajos son abundantes en la llanura cerealista, originándose cuando el agua de la lluvia queda retenida en pequeños bodones como consecuencia de la impermeabilidad de los materiales geológicos sobre los que se asientan.

El segundo tipo son las lagunas de la tierra de pinares que se forman en los espacios interdunares, donde el espesor de arenas en menor y puede emerger el agua del acuífero que las subyace. Un ejemplo de ellas es el conjunto lagunar de Navas de Oro.

Finalmente el tercer grupo de lagunas es sin duda el más interesante a nivel geológico, ecológico y biológico; el sistema lagunar de Coca-Olmedo. Se trata de un conjunto de humedales repartidos entre los pueblos de Bernuy de Coca, Villagonzalo de Coca y Villeguillo de aguas fuertemente alcalinizadas, lo que le confieren un carácter salobre que se manifiesta en una costra blanca que cubre el lecho de la cubeta cuando ésta se seca. En sus aguas podemos encontrar una gran diversidad de aves acuáticas entre las que se encuentran avocetas, patos cuchara, zampullines cuellinegros o tarros blancos.

  • Laguna en la campiña segoviana